Cantos del Amar

Taganga,  un territorio sagrado ubicado en el departamento del Magdalena (Colombia), en el Municipio de Santa Marta. Lugar de especial importancia energética e histórica para el mundo. Conocido como “Tavita” por los Taguangas (habitantes originarios del lugar), se cuenta que fue allí mismo, en sus playas, donde se dio a luz por primera vez  la vida en la Tierra. 

Sin embargo, a causa de la deforestación, el consumismo, y todas las demás secuelas que ha dejado el proceso de colonización durante los últimos 500 años; se ha tratado de desdibujar, y de menospreciar el verdadero valor ancestral y su importancia, tanto de los habitantes y descendientes de los antiguos Taguangas, como del territorio mismo.

Es por ello que desde la Universidad de Sabiduría Ancestral.

se buscó cumplir una función social  de rescate al patrimonio sagrado a través del trabajo comunitario.

El pasado 20 de enero se llevó a cabo una ceremonia de unión entre los diferentes líderes de las comunidades nativas, la cultura ancestral de la India, y los habitantes de Taganga. Logrando así, la fusión entre oriente y occidente en un solo vínculo por el despertar de la consciencia y el compromiso como salvaguardianes de la Madre Tierra.  

La comunidad Taganguera atendió de inmediato  este llamado de cuidado y protección al Territorio sagrado, y junto con diferentes voluntarios de la asociación Diskoncept, se realizó una brigada de limpieza por toda la bahía, la cual tuvo como apertura la ceremonia con los nativos. Por lo tanto, todas las personas que se encontraban en la actividad pudieron sentir la necesidad de proteger su hogar y desarrollaron un compromiso que quisieron seguir compartiendo con sus futuras generaciones. 

A través del arte sagrado podemos establecer un vínculo con la naturaleza, una reconciliación con nuestro entorno natural. Por este motivo, se realizó Un Chaski  fest llamado “Cantos del aMar” como actividad final, dando a conocer la importancia del arte, el cual nos enseña la sutileza de lo perfecto y nos conecta con la sintonía del universo.

Chaski significa mensajero de amor, y junto con diferentes artistas locales y la agrupación internacional “AHIMSA ALL STAR” (No Violencia), se logró repartir este mensaje por la vida con todos los habitantes de Taganga, para recordar el conocimiento que está escondido bajo sus venas, el cual desciende de las profundidades del Corazón del Mundo, La Sierra Nevada de Santa Marta.

Es por ello que la UDSA concede el título de docente cultural, y embajador de la sabiduría ancestral a todos los chaskis activos de esta tierra que están llevando no solo un bello arte, sino también, un mensaje de concientización, de libertad, y de solidaridad, que va a cambiar el mundo entero, que va a cambiar la consciencia.