Pozos de Sanación

Goloka es la sede de pozos de sanación de la UDSA, en esta perspectiva, el propósito de la Eco Aldea se hace realidad, invitando a todo aquel que quiera convertirse en estudiante investigador de entrar en este proceso sanador a través de la terapia que ofrece el sagrado río Minca por medio de sus sanadoras aguas.

El camino del individuo va de lo insano a lo sano, de la enfermedad a la salud y a la salvación. La enfermedad no es un obstáculo que se cruza en el camino, sino que la enfermedad en sí es el camino por el que el individuo va hacia la curación. Cuanto más conscientemente contemplemos el camino, mejor podrá cumplir su cometido. Nuestro propósito no es combatir la enfermedad, sino servirnos de ella; para conseguir esto tenemos que ampliar nuestro horizonte.

Los diez pozos de la sanación responden por lo que nuestros pueblos ancestrales, recomendaron para que la gente que llega a este sitio pueda tener una mejora de su condición física, mental, intelectual y espiritual.

Esto mismo, hoy en día, se vuelve accesible a ustedes:

1. Cascada de las oraciones

Acción : Orar

Tenemos primeramente, la cascada de las oraciones: Pozo de la llegada de Goloka, muy hermoso y especial, abre un camino en la búsqueda espiritual, inicia el proceso de sanación antes de la iniciación como tal. En este sitio comprendemos que somos dependientes de la gracia del Infinito para sanarnos. En realidad, la oración nos conecta con el Infinito, es nuestro contacto directo. Como su nombre lo indica, en este pozo estamos destinados a orar y comunicarnos con el guía personal que habita en nuestro interior y con el Espíritu de este territorio ancestral que nos abre las puertas y nos da las bendiciones para ingresar al proceso de la sanación de los pozos. Aquí pediremos un permiso, una bendición, y así aceptamos una guía para transitar el camino.

Cuando estamos en el pozo de la oración podemos bañarnos de cuerpo y ver como las aguas cristalinas, que caen de las cascadas nos llenan de bendiciones; podemos pasar por el túnel del acercamiento a la gracia, meditar debajo de la cueva y también podemos saltar en este pozo de alegría, de poder haber llegado a los pozos de sanación.

Rezo del pozo.

“Gracias madre, gracias infinita misericordia porque mi cuerpo y mi espíritu llegaron hasta este santuario. Prometo no ofender y ensuciar o hacer algo feo aquí; todo lo contrario, quiero llenarme de gracia y fuerza para volverme guardián de la Madre Naturaleza.”

Oración recomendada desde la OIDAterapia:

Oh Señor ! Creador y mantenedor de todos los seres. Oh Madre Divina de devoción y fe ! Por favor concédenos tu gracia a nosotros tus hijos e hijas, mediante Tú forma acuosa que cura y sana todos los males, como la Madre Tierra, como todos los elementos y como tus energías ilimitadas, las cuales penetran tanto los reinos materiales, como los espirituales. Permítenos tener fe, para relacionarnos entre nosotros con cariño y un tierno amor todo abrazante. Permite que todas las almas encuentren cobijo en Tu divino amor y por favor, danos amor para perdonar y para ser humildes. Danos tu servicio como nuestra estrella guía. Permítenos encontrar la fe y el amor en las diferentes tradiciones en las cuales te buscamos. Permítenos sanar nuestros males para volvernos tus hijos de confianza y para que podamos servir a tu familia universal, donde quiera que nos encontremos en nuestra vida.

Oh Agua Sagrada !! Sánanos por favor de nuestras perturbaciones y muéstranos el camino que nos conduce hacia tí.

2. Pozo de la iniciación

Acción: Prometer, iniciar

Luego seguimos más arriba, llegamos al pozo de la iniciación: Aquí iniciamos formalmente la terapia y el proceso de sanación. Es el pozo de la entrada de la Eco Aldea.

En este pozo se han dado iniciaciones espirituales, donde nos comprometemos a transitar este proceso de principio a fin. Atravesando todas las pruebas y cada uno de los pozos que suceden e interiorizando el aprendizaje a lo largo de toda la terapia.

La vida es iniciación , iniciación en compromisos, iniciación en la etapa de estudiante, iniciación en el matrimonio, iniciación en los compromisos que tenemos como servidores en los diferentes cargos e iniciación en la vida espiritual también.

En el pozo de la iniciación podemos pedir bendición para todos los procesos de transición de nuestra vida para que podemos comprender lo grandiosa que es la vida.

Atravesando el río hacia la entrada de la Eco Aldea, sellamos nuestra Promesa:

“Yo (Mi nombre), me comprometo a iniciar este proceso de sanación; por medio del cual voy a poder purificarme espiritualmente, a través de las aguas sagradas, eliminar mis cosas indeseables, limpiar las impurezas que traigo de mucho tiempo atrás. De esta manera lograré ver como sagrado a todo el entorno que me rodea; respetando a la Madre Tierra, agradeciéndole por soportar el peso que le causo. Siendo compasivo con todas las entidades que habitan a mí alrededor y con los animales, mis hermanos menores.

Prometo mantener el principio de veracidad y sinceridad dejando de engañar a mis semejantes para así poder cultivar relaciones de corazón a corazón, reconociendo a cada uno como parte y porción del mismo centro Infinito.

Me comprometo a abandonar los malos hábitos que me dirigían a la intoxicación, el letargo y la pereza, para de esta forma actuar conscientemente en cada paso que daré sobre este sendero.

Prometo dejar en el pasado la mentalidad explotativa por medio de la cual he intentado sacar provecho de muchas situaciones que causan sufrimiento a mí y a todas otras entidades con las cuales me relacioné.

Así, me comprometo a transformarme en un Guardián de la Madre Tierra; cuidándola, protegiéndola, expresando su dolor ante la negligencia que está causando la devastación de muchos territorios sagrados.

Rescatando y respetando la Sabiduría Ancestral de los pueblos, me uno al llamado de las Naciones Unidas del Espíritu e invitaré a todo aquel que encuentre en mi camino a acompañarme en este cambio de consciencia que me dará alegría y felicidad.

3. Pozo de la sanación de los órganos

Acción: Buscar, Indagar

Luego seguimos adelante, y encontramos el pozo de la sanación de los órganos: Es el primer pozo formal desde que estamos dentro de la Eco Aldea. Un pozo en donde comenzaremos trabajando sobre la intención, ¿Para qué? ¿Para qué vine aquí, para qué estoy realizando esta terapia de sanación, etc? ¿Qué me mueve a estar haciendo esto?

Nuestro cuerpo y sus órganos son sometidos a muchas cosas complicadas por mala alimentación y por tantas ansiedades que pasamos.

En el pozo de la sanación de los órganos nuestros pueblos ancestrales han puesto su rezo, para que podamos armonizar y decidirnos, “de hoy en adelante no voy alimentar mal mi cuerpo; todo va a ser con gran cuidado y respeto a nuestra Madre Tierra” y éste será nuestro gran camino.  Haciendo el ejercicio de abrir la agua con las manos ahora se recomienda comenzar con el ejercicio de indagación, a través de un cuestionario formulado, que auto respondido de manera interna:

  • ¿De qué soy consciente?
  • ¿Soy consciente de mi cuerpo? ¿De todas las partes y los elementos que lo componen?
  • ¿Del daño que le he provocado a causa de un consumo inconsciente?
  • ¿Soy consciente de mi mente? ¿De mis pensamientos? ¿Hacia donde van dirigidos?
  • ¿Soy consciente de mi inteligencia? ¿En qué esfuerzos estoy empleando mi inteligencia?
  • ¿Soy consciente de mi Espíritu? ¿Cómo lo sirvo?
  • ¿Soy consciente de la Madre Tierra? ¿Soy consciente del daño que le he causado y todavía le causo? ¿Estoy dispuesto a cambiar esta actitud de indiferencia con Ella?
  • ¿He sido lo suficientemente agradecido con el Padre/Madre creadores?
  • ¿He causado ansiedades a los demás y a mi entorno? ¿Con qué propósito?
  • Generalmente ¿Me dejo llevar por la lujuria, ira, codicia, frustraciones, envidia, violencia, depresión? ¿Cómo reacciono ante estos sentimientos y de qué manera le busco la solución?
  • ¿Considero los concejos de mis mayores?
  • ¿Considero el sufrimiento de los demás? ¿Qué hago para ayudarles?
  • ¿Soy consciente de mi condición enferma y de que tengo que sanar? ¿Deseo sanar?
  • ¿Deseo proteger a la Madre Tierra y convertirme en su guardián?
  • ¿Me siento animado a emprender este proceso de sanación o más bien estoy temeroso?.

Luego, nos conectamos con el agua y pedimos por nuestra sanación, tanto a nivel físico como fisiológico; podemos pedir por la sanación de alguno de nuestros órganos o partes del cuerpo que presenten algún dolor o mal funcionamiento. Es el momento para entrar en conexión con la Agua Sagrada y sentir su poder sanador.

Al lado del pozo encontramos la cueva de superar los miedos, allí meditaremos en esas cosas que aún nos causan temor y nos detienen a avanzar en nuestro proceso de entrega, de esa manera nos concentramos dentro de la cueva y cantamos una serie de mantras (OM, OM Shanty OM, OM Ganga Mata Namah) para pedir la bendición de eliminar estos miedos. Finalmente, una vez terminada la meditación sonora en este túnel, uno tiene que pasar (si lo desea) y ser llevado como por un tobogán, para luego ser lanzado dentro de este pozo de sanación de los órganos; uno tiene que preguntar: “¿Confio o no confio ??”. La naturaleza se va a encargar y el Infinito me va a cuidar. Es para los valientes, el sitio no es peligroso, pero tiene que ser manejado con asociación de otra persona que pueda ayudarle a uno.

4. Pozo de la sanación infantil

Acción: Recordar y madurar. Trascender

Luego seguimos al pozo de la infancia: El pozo de la infancia, es el sitio de la sanación de todos los problemas de la infancia, de tener hijos, de cuidar bien de ellos, de sanar a los hijos. Pozo en el que nadamos abiertamente, en favor y en contra de la corriente y en esa meditación realizamos una regresión en nuestra vida. Recordamos los primeros años de nuestra vida, la relación con nuestros padres y otros familiares, recordamos gustos y disgustos del pasado, relación con los compañeros de colegio, travesuras, proceso de aprendizaje de nuestra infancia y juventud; primeras alegrías y decepciones. ¿Qué me gustaría haber hecho de una manera mejor? Ahora es el momento y de aquí para adelante de cambiar mis malos hábitos del pasado.

Es un sitio de reflexión y de oración para que todo salga bien en nuestra familia y ese es un pozo donde se puede acompañar de un rezo: “Oh mi Señor déjame ser un instrumento de tu amor, es así que ahora mi vida está en tus manos y si tú me quieres utilizar para tener hijos, para cuidar los hijos, guiarlos bien , por favor concédeme esta gracia, yo estoy disponible para hacer todo lo que tengo que aprender para ser buen padre y una buena madre, ante las aguas sagradas, ofrezco aquí mis rezos y mis promesas.”

Interactuamos con las aguas sagradas del río, que arrastran todos nuestros hábitos dañinos, por medio de la terapia del hidromasaje, y finalmente nos lanzamos por el tobogán, jugando cual niños en un parque de diversiones, relajando cuerpo, mente y espíritu recibimos la sanación con alegría y diversión.

5. Pozo de la alegría

Acción: Cantar, agradecer y ofrendar

Pozo de la alegría: Pozo especial para todos los que sienten tristeza por alguna cosa que no pudieron superar. Se vuelve un pozo especial para disfrutar, gozar y reír, dejar las tristezas a un lado y olvidar. Cantando, compartiendo anécdotas e historias felices, bonitos recuerdos. Reconociendo la esencia de la vida, que es la felicidad y hallando el medio correcto para alcanzarla.

Es un pozo donde nos tomamos un respiro para agradecer por todas las bendiciones recibidas, aceptando y reconociendo que todo es perfecto, y que el presente no es más que las consecuencias de nuestras acciones pasadas. Podemos profundizar más sobre el KARMA y recitar una oración especial para entregarnos al Infinito que nos libera de seguir generando deudas.

El rezo es el siguiente; “Oh mi Señor Infinito hay pruebas en la vida y momentos, donde casi uno se olvida de su gran poder e intervención para el bien de cada ser; yo en este pozo le pido: Regáleme la alegría para que pueda ayudar a volver alegres a los demás, soy tu pequeño servidor y sin tí no puedo imaginarme poder vivir feliz, pero Tú por tu gracia, me has regalado esta visita al pozo de la alegría, voy a llenar mi corazón para que yo pueda repartir este regalo que me has permitido obtener”.

Si contamos con la parafernalia adecuada para hacer ofrendas a los ríos sagrados, ofrecemos arati. Formando un círculo grupal acompañado de mudras varios de ofrenda y reverencia a las Aguas Sagradas comenzamos a cantar mantras de purificación y homenaje por la sanación en este pozo de la alegría (Mantras recomendados: Ganga Ma, Maha Mantra, canciones a los ríos sagrados).

Finalizamos la meditación chapaleando y jugando una amistosa guerra de agua grupal para la alegría de todos.

6. Cascada de la sanación del corazón

Acción: Sentir, interiorizar, reconocernos

Del pozo de la alegría, seguimos a la cascada de la sanación del corazón: Es el pozo que se conecta con el chakra central, sístole y diástole se unen y se hacen escuchar. Es el pozo central de la terapia de sanación de los pozos para meditar en esa sustancia vital que viaja a través de la sangre y corre por las venas alimentando e inyectando todo el cuerpo largo y ancho. Entendemos esa corriente vital como la consciencia y explicamos la importancia de reconocerla y alimentarla para mantenerla siempre despierta y activa, pues de ella depende la vida y cuando el cuerpo muere, ella viaja hacia otro cuerpo para seguir su proceso, su camino. La temática de la reencarnación y la transmigración del alma puede ser hablada durante esta terapia del pozo del corazón.

La sanación del corazón puede ser, virtualmente hablando, de las enfermedades del corazón; pero también de los corazones que se sienten abrumados por abandono, por violación, por cualquier cosa traumática que llevan dentro. Esta cascada del corazón está llena de mística y fuerza para sanarnos internamente y externamente, el rezo es el siguiente: “Padre Infinito, Madre maravillosa, por estar aquí, en el pozo de la sanación del corazón, yo tomo mi corazón en mis manos y entrego con toda la capacidad minúscula que tengo mí corazón a la dulce voluntad del Infinito, haz tu voluntad, haz conmigo lo que quieras, yo solamente quiero utilizar cada respiro y cada momento de mi existencia para que algo bello pueda hacer con mi vida, Oh gran Madre del Universo, éste corazón fue otorgado por tí a mí para que yo pueda amar a tu amado Señor del corazón. Sólo en el corazón se encuentra la plenitud donde el poder del pensamiento y del intelecto tienen que retirarse, porque el corazón es nuestro acercamiento a nuestro infinito poder de ser un servidor. Quien es un servidor, es maravillosamente protegido, nosotros vivimos para servir y si no queremos servir no servimos para vivir, porque ante el Infinito somos servidores, en la familia somos servidores, en la sociedad somos servidores y ante nuestros maestros también somos servidores. Que el corazón empoderado para ser un servidor alegre, me llene hoy aquí y sane cualquier malestar que mi corazón pueda estar sintiendo, fisico o mentalmente. Gracias Infinito por llevarme al pozo de sanación del corazón, es una gran inspiración que yo estoy recibiendo estando aquí”.

Terminamos la actividad de sanación, tomándonos de las manos, hacemos un círculo grande y conectamos cantando una sesión de mantras al unísono, compartimos una sesión de pranayamas y luego nadamos libremente, descubriendo los rincones más escondidos de esta mística cascada de la sanación del corazón.

7. Pozo de la sanación de la piel

Acción: Reflexionar, asincerarse y entregar

Seguimos adelante y ya llegamos al pozo de la sanación de la piel: El pozo de la sanación de la piel, es el pozo donde se debe realizar que no somos este cuerpo, no somos la piel, no somos los huesos, no somos los músculos, no somos nada de este mundo material. Somos el alma que reside dentro de este cuerpo y ésta alma quiere volar libremente, hacia las dimensiones de su verdadera identidad y gran amor.

Todas las enfermedades de la piel que me tienen atado al mundo de rascarme y preocuparme por lo físico, lo externo, el color de la piel y todo esto; todo esto yo puedo sanarme y entender que hay algo muy grande, muy bello, maravilloso que está dentro de mí, y esto ¿Qué es?? Esto es el espíritu libre, la maravilla, el regalo más grande que yo he recibido del Infinito. Es un santuario, este cuerpo es un santuario, para que sigamos adelante sirviendo con toda nuestra fuerza.

8. Cascada de la Mente

Explicación del cuerpo sutil%