Mamo Ramón Jil. Un encuentro con la Memoria

“Nuestra Mente debe estar siempre.en el momento presente, no la dejes escapar, que no te desconcentre de tu deber”.

Son las Palabras del Mamo Ramón Jil, representante espiritual de la Comunidad Wiwa en la Sierra Nevada de Santa Marta, quien muy afectuosamente ha recibido el mensaje de hermandad y de amor al servicio a la Madre Tierra, de la Universidad de Sabiduría Ancestral. Así los libros del Escritor Eduardo del Río, y el esfuerzo por una educación que reivindique la Sabiduría de los Pueblos Originarios, como la base de la cultura humana, que nos enseñe a ser Gente y no máquinas, a ser Naturales y no artificiales; va tomando forma, gracias a las bendiciones de Seynekun y de Serankua; aspiramos al servicio de los NaturaGente, de todas las entidades vivientes con quiénes compartimos esta casa común, este canasto viviente que llamamos hogar, madre Tierra.


“Así como no podemos hacer daño a quien hace el bien, debemos orar por aquellos que hacen el mal. Serankua sabe porque pone a cada espíritu en este mundo” Ramón Jil.