Saga Maria de la Cruz

Es una sabia de la comunidad Wiwa, Saga significa luna, la protectora de la energía femenina. Su principal misión es la recepción y transmisión del conocimiento del sagrado femenino proveniente de la sabiduría ancestral de la Sierra Nevada de Santa Marta.

 

La Saga María de la Cruz ha acompañado el proceso de Ikwasenduna, por lo tanto, es una de sus representantes y así mismo es una guardiana de la Universidad de Sabiduría Ancestral.


Su compromiso con la Madre Cósmica es ofrendar al agua y a la Tierra a través del canto y de la danza, de esta manera esta uniendo las comunidades ancestrales y tejiendo a través de la UDSA como una asesora del curso Hijos de la Madre Tierra que nace de Natura Gente

 

Actualmente se encuentra ubicada en la línea negra de la cuenca de Guachaca, un lugar sagrado en donde hace pagamento a la Madre Tierra.