Hindu Dharma

La UDSA tiene el gran honor de contar entre sus guardianes al representante del Vishva Hindu Parishad, Swami Vigyananand.

El nos visitó en el mes de septiembre 2018 en la sede de UDSA Bakatá y nos compartió su nuevo libro de las enseñanzas del Hindu Dharma, aplicables para todo el mundo. El Hindu Dharma o Sanatan Dharma (deber eterno) viene a enseñarnos sobre nuestro deber con la vida, va más allá del país de India y equivale a la misma sabiduría ancestral de todos los pueblos originarios, ya que este conocimiento se basa en las escrituras védicas, entre las más antiguas del mundo. Todas las culturas ancestrales tienen sus principios y valores, los cuales hoy en día vuelven a resurgir mediante las Naciones Unidas del Espíritu, muchos de ellos siguen vivos en el conocimiento del Hindu Dharma.

Los aspectos principales del Hindu Dharma consisten en el resurgimiento de la conciencia facilitado por la comprensión de Acintya Bhedabheda Tattva, enseñanza que demuestra que el creador es simultáneamente uno y distinto en relación a sus energías. El Dharma y la filosofía Hindú han visto contribuciones increíbles a lo largo de la historia hechas por grandes acharyas (maestros espirituales) como Sripad Shankaracharya, Ramanujacharya, Madhavacharya, Nimbarkacharya y Vishnu Swami, seguidos por Vallabhacharya. Estas contribuciones extraordinarias dadas al Hindu Dharma facilitan la comprensión y se extienden a lo largo de los años posteriores a estos grandes sabedores. Chaitanya Mahaprabhu se destaca por haber simplificado el Hindu Dharma en un proceso del canto de los nombres sagrados para purificar la conciencia y abrazar el Hindu Dharma. Por otro lado, Hindu Dharma ha visto una gran contribución de parte de Guru Nanak y los Sikhs, quienes defendieron el hinduismo en distintos momentos históricos y crearon una tradición de seguir el Hindu Dharma a través de las enseñanzas del Guru Granth Sahib. Si continúas con el linaje de los diferentes colaboradores hindúes, encontrarás muchos nombres como Swami Vivekananda y su extraordinaria charla que puso al Hindu Dharma en el mapa mundial. Aún más sorprendente es la contribución de Bhaktivedanta Swami Prabhupada, quien estableció templos y centros de Hindu Dharma en todo el mundo, donde las personas se vuelven vegetarianas, siguiendo las tradiciones hindúes en gran escala. Entre otros, el Vishva Hindu Parishad (Organización Nacional Hindú) se encargó de facilitar el resurgimiento del la consciencia del Hindu Dharma en beneficio de todo el mundo, inspirado en gran medida por todos los grandes pensadores del pasado y la contribución que el RSS (Rashtriya Swayamsevak Sangh – Organización Nacional Hindú de Voluntarios) ha hecho en la formación de servidores  desinteresados y dedicados a la humanidad.

El espíritu del Hindu Dharma ha puesto la piedra fundamental sobre la cual se desarrollaron innumerables maravillas como el Vishva Hindu Parishad, el cual también actúa a nivel político en India. Sin embargo, el Hindu Dharma tiene muchas interpretaciones actuales, prácticas, centros extraordinarios, y yoguis destacados que se propagan simultáneamente de manera autónoma en todas las direcciones, que cubren el mundo con yoga, ayurveda, cantos de himnos védicos, Harinam sankirtana (proceso de cantar nombres sagrados), bhajans (canciones devocionales) y bhajaniyas o cantantes espirituales de fama mundial. Sin embargo, para un completo resurgimiento de esta consciencia, hay que superar mucho el espíritu sectario que ha prevalecido en el pasado y que también existe debido a algunas interpretaciones erróneas del significado real del Veda (conocimiento en escrituras). Entre estas interpretaciones erróneas encontramos nociones tales como, alguien tiene nacer en una familia de de clase alta si se desea convertirse en un Brahman (líder espiritual y social), o que hay que nacer en India para tener derecho de entrar en ciertos templos. Estos prejuicios obvios y malentendidos no responden a Vasudhaiva Kutum Bakam (todo el mundo es una sola familia), tampoco responden a la enseñanza védica que no somos este cuerpo y que todos tenemos la libertad de abrazar la adoración de acuerdo a nuestra preferencia, ya que esto ha sido la gran maravillosa apertura y libertad del Hindu Dharma desde tiempos inmemoriales. El Hindu Dharma no es conocido por tratar de obligar a nadie a seguir esta filosofía, se conoce por ser abierto y acogedor para todos. Además, capacita a las personas en la medida que estén listas para aprender. El término Acintya Bhedabheda Tattva es muy interesante en este respecto y es muy necesario que se aplique para lograr el resurgimiento de esta consciencia. Acintya significa inconcebible, Bhedabheda significa simultáneamente uno y diferente y Tattva significa que lo divino puede verse de diferentes maneras, como una energía, la naturaleza, en un guía espiritual, o como un destino divino en el mundo eterno. Todo esto es compatible con las escrituras védicas.

Actualmente hay enseñanzas en el mundo del yoga, de las ramas del Karma Kanda y Prāyaścitta, en los rituales de purificación y en muchos otros samskaras (rito de purificación) tradicionales, pero cuando se trata de filosofía, tenemos el famoso dicho, debemos estar de acuerdo en no estar de acuerdo. Sin embargo, nunca debemos estar en desacuerdo sobre Acintya Bhedabheda Tattva, porque esto significa que es una realidad que lo divino es simultáneamente de una y otra manera, como en la mecánica cuántica algo puede ser una energía o una ola, pero sea lo que sea, es la verdad y la verdad es amor. Acintya Bhedabheda Tattva es el énfasis del amor divino y la verdad védica sobre todo, pero dentro de la verdad védica, todas las cosas, condiciones, pensamientos o ideas diferentes se acomodan, por lo tanto no hay posibilidad de ir en contra de uno o del otro, no hay posibilidad de que perdamos el poder del resurgimiento del Hindu Dharma. Tenemos que contribuir realmente a todo el mundo con la sabiduría Hindú de Om Sarve Bhavantu Sukinah, de que todo el mundo sea feliz, eso solo será posible si tenemos una aceptación mutua de la posibilidad de cada una de las ambiciones y aspiraciones de todos, como los Vedas han guiado a concebir y trabajar para aspirar hasta el final. El Hindu Dharma tal como lo enseña el Vishva Hindu Parishad es la contribución más gloriosa para la humanidad y por lo tanto, es meritorio de ser promovido por todos.

A menudo, diferentes grupos quieren mostrar que su interpretación es tan única que denuncian la existencia de los demás. Sin embargo, el Hindu Dharma con la comprensión adecuada de Acintya Bhedabheda Tattva, es tan generoso que todos están incluidos. Esto no es una competencia del ego, es un camino de unir fuerzas para el bien común. El Hindu Dharma es la tradición espiritual más común de India. Lamentablemente, hemos visto que varios países laicos tienden a promover sólo el consumismo y la codicia en vez de los valores, por lo que son más bien una amenaza que una contribución a la humanidad. Por lo tanto, los que creemos en el resurgimiento de la consciencia espiritual tenemos un gran entusiasmo por contribuir con el Hindu Dharma al mundo entero que está listo para recibirlo.

También hemos visto que grandes partes del mundo, especialmente aquellas influenciadas por los pensamientos de la antigua comprensión ancestral del mundo, creen en la reencarnación. Creen en el alma eterno, y creen en la responsabilidad personal de nuestras acciones. En otras palabras, son seguidores de la esencia del Dharma Hindú. El Dharma Hindú está lleno de amor para todos y, por lo tanto, promueve el vegetarianismo. En cierto sentido, la única forma en que nuestro planeta puede sobrevivir con la cantidad actual de personas que viven aquí es mediante la adopción de una dieta vegana, ya que no hay suficiente pasto ni bosques para cortar para proporcionar las enormes cantidades de carne que esta sociedad consume. Desde hace miles de años el Hindu Dharma promueve la dieta vegetariana. ¿Qué mejor idea podríamos conseguir? Por lo tanto, estamos muy agradecidos por el Vishva Hindu Parishad por mantener esa bandera de unidad en diversidad donde todos pueden sentir que son parte de ella, es nuestro objetivo y proceso conjunto. Con esta apertura que el gran sabio Chaitanya Mahaprabhu enseñó personalmente, podemos acomodar todas las filosofías y todo tipo de actitudes que no sean perjudiciales para los demás, porque obviamente el Dharma Hindú no respalda el daño a los demás.

Esa es la esencia de esta presentación, abracemos unidad en diversidad en la comprensión apropiada que la Madre Naturaleza es divina, la energía cósmica es divina, la guía interior en el corazón de todos es una manifestación divina y la meta final de las almas también es divina. La comprensión adecuada del Hindu Dharma es que invita a todos a abrazar la humildad y aprender, porque todos los caminos espirituales afirman que creen en el amor y la paz. Las sociedades seculares que solo piensan en el dinero y el crecimiento económico, no han logrado proporcionar una dimensión trascendental para la humanidad. La fe y los valores son esenciales para vivir juntos en paz. Por lo tanto, estamos promoviendo el resurgimiento de la consciencia del Hindu Dharma en beneficio del mundo y cualquiera que quiera participar, es muy cordialmente bienvenido. Con esto, cierro mis palabras y los invito a todos a ponerse en contacto con el Vishva Hindu Parishad en su país para participar, aprender más, estudiar de qué se trata el Hindu Dharma y participar como voluntario para el bienestar de la humanidad.