kiva-final-4Durante milenios los pueblos indígenas y ancestros han realizado los denominados rezos al vientre de la madre tierra, a esto se le denomina Kiva, un altar ancestral,  una habitación circular excavada en el suelo, usada para rituales religiosos por las antiguas culturas milenarias.

En este lugar sagrado, los abuelos y abuelas indígenas y taitas  ofrendan y rezan durante cuatro días siguiendo la senda de la luz, el padre Antu, (sol). Ellos  ponen su sello de energía en la cruz que forman los rumbos  y al centro la semilla del intento danzando en el Kütral (fuego) de los ancestros, las llamas danzaban con las notas de cantos vibrantes, de los cantos antiguos y de palabras de los abuelos y abuelas  ancestrales.

En las Kivas se realizan las fiestas religiosas reservadas a los  hombres de los  anasazi, hopi e indios, pueblos relacionados con los ciclos agrícolas.  Las grandes Kivas del Cañon del Chaco tenían un diámetro de 18 metros y estaban subdivididas en partes según los puntos cardinales.

La Kiva, según Blanca Inés Fuentes, una de las organizadoras de Raíces de la Tierra, ( movimiento que rescata esta tradición y  convoca a los abuelos y abuelas que se congregan para esta ceremonia ancestral desde hace más de 40 años),  la Kiva se convierte en una experiencia sanadora, gracias a la fuerza de los rezos de taitas, abuelos y abuelas de los pueblos ancestrales.

De acuerdo con la tradición oral hopi, este agujero representa el lugar donde sus abuelos  emergieron del mundo previo al que estamos viviendo hoy.  Los hopi son un grupo indígena de aproximadamente 15.000 personas, ubicado en su mayoría actualmente en Arizona, Texas, debido a los desplazamientos  en el año 1900.   “Una de las leyendas hopi sostiene que ellos proceden de un Continente ya desaparecido, ubicado en lo que hoy es el Océano Pacífico”.

En el mundo actualmente existen cuatro sitios sagrados donde se realizan la ceremonia de la Kiva, en Austria, México, Chile y Colombia, donde precisamente se  llevará a cabo a partir del 4   hasta el 7 de diciembre, el rezo al vientre de la madre naturaleza.   Este será un encuentro sanador.  El rezo por el vientre de la madre tierra se realizará en la eco aldea Varsana en el kilómetro, 8 vía Silvania, Granada Cundinarma.

Es un espacio abierto al público donde se reúnen más de trescientas personas. Allí se realizan temazcales, círculos de palabra entre otras meditaciones. Por lo que se convierte en una oportunidad para trabajar en tu SER Interior.  Mayor informaciónraícesdelatierracol[email protected].  ¡Tu también puedes formar parte de los rezos tradicionales! .

http://raicesdelatierracolombia.com/

¿Te gustó este artículo? Suscríbete y recibe más artículos como este a tu correo