Reforestar espacios, territorios, montañas, bosques. Llenar de nuevo de árboles espacios desolados, que solían estar habitados por innumerables formas de vida, por una flora y una fauna que armonizaba todo el paisaje, y que a partir de lo nuevamente sembrado, lo nuevamente habitado puede regresar y crecer. Abrir un espacio para el cuidado, para la siembra, abrir un espacio para un amor que crece y lo inunda todo.

Este curso ofrecido por la Universidad de Sabiduría Ancestral se encuentra pensado para todos los activistas sin excepciones y simboliza tanto un renacer como una nueva consciencia que se basa en formas conscientes de vivir y establecer conexiones profundas con la Naturaleza, formas que incluyen la ecología, la alimentación, la educación en todos los aspectos que conciernen y permean la relación que se establece con la Madre Tierra y todo lo que nos rodea desde la enseñanza de los Pueblos Originarios, la no violencia y la resistencia pacífica, haciendo frente a fenómenos como el cambio climático, la crisis ecológica y la deforestación masiva.

Se trata de una propuesta profundamente educativa que busca generar un impacto y un cambio desde lo pedagógico y lo práctico en los niños, niñas y adolescentes, con el fin de formar una escuela vivero, o escuelas en el bosque. Esto con la pretensión de regresar a las raíces tanto nuestras, como de la Madre Tierra, que son lo mismo, al crear un vínculo afectivo y emocional con lo que se siembra, ya sea una semilla, planta, árbol o bosque.

Lo que se busca es brindar a los educadores y a los activistas que realicen el curso las herramientas necesarias para llevar a la escuela una serie de talleres que permitan la creación de viveros y escuela viveros donde los niños puedan establecer un verdadero vínculo, y una verdadera conexión con la Madre Tierra desde una infancia temprana. Esto adaptando un espacio en la escuela para la germinación de semillas que serían cuidadas con mucho amor y mucha paciencia hasta que las condiciones permitan que sean trasplantadas. 

El curso incluye un extenso material didáctico que incluye documentales, juegos, foros, charlas, y manifestaciones artísticas, buscando ser un espacio interactivo donde se lleve a cabo una transformación en todas las direcciones; tanto desde lo personal donde cada niño cultive desde un amor profundo cada semilla, ese amor que permite que las cosas germinen, hasta lo comunitario que se va expandiendo a través de las enseñanzas que se van transmitiendo a lo largo de la experiencia que se vaya construyendo dentro del proyecto.