La situación actual con el COVID-19 ha generado un impacto en las personas, tanto positivo como negativo. Es evidente como la Madre Naturaleza, se ha manifestado de tal forma que nos hace reflexionar sobre nuestra vida, nuestro actuar, nuestro hábitos.

Y es en momentos como éste, donde las redes sociales adquieren un papel importante para mantener unidas a las personas y mantenerlas conectadas con el mundo exterior. Gracias a ésta herramienta, muchos han aprovechado la oportunidad de generar alternativas útiles y prácticas para un estilo de vida que nos permita ser independientes, autosustentables y mucho más conscientes de nosotros mismos y de nuestro entorno.

En este sentido, la Universidad de Sabiduría Ancestral, sede Bakatá, opta por entrar en la vanguardia de las redes sociales e inicia a promover una campaña llamada #manosalatierra y #antelaemergenciasiembra; ésta campaña consiste en compartir  infografía  para empoderar las personas con datos que pueden ser útiles frente a situaciones de crisis; sobretodo alimentarias.

Desde la Huerta Umpyky-ty y con el apoyo de la Red de Huertas Urbanas y la Huerta de la Biblioteca del Parque Nacional; surge la idea de contribuir con material gráfico e informativo acerca de: Ancestralidad y siembra, lombricultivos, compostaje, sustratos, materiales para el jardín, preparación de la tierra, semilleros, germinados, acerca de la red de eco barrios, proyectos comunitarios, voluntariado y eco aldeas, entre otros. Este material visual viene de la mano con unas capacitaciones que se realizan vía zoom, todos los lunes a las 2:00 pm.

Ser autosustentables se vuelve una realidad más cercana para cada uno de nosotros, apoyar a nuestros campesinos y los mercados  locales también debería ser una de nuestras prioridades, pero construir una realidad como ésta requiere de tiempo y un esfuerzo por desmitificar paradigmas que nos ha impuesto  la sociedad de consumo y las grandes industrias. Por ello, la importancia de cultivar nuestros alimentos es vital.

Vemos ésta iniciativa (Huerta Umpyky-ty) como una oportunidad para acercanos a nuestra raíz, a nuestra esencia más  natural y pura, a volver nuestro alimento nuestra medicina y reverdecer nuestra cotidianidad.