Rius, un mensajero de cambio y equilibrio.

¿se puede vivir sin carne?  Esta es una pregunta que abarca concepciones  muy antiguas desde la alimentación, y es que en la cotidianidad se nos volvió muy necesario el consumo de proteínas de origen animal aunque por la morfología humana se llega a la conclusión de que la mejor alimentación para nuestro organismo es la vegetal, esto se evidencia en la forma y disposición de los dientes, los músculos de la mandíbula y los procesos digestivos que dan una respuesta a esta pregunta bastante diferente a la que manejamos a la hora de hablar de nutrición, a esto se le añade que el consumo de carne acarrea problemas de salud a largo plazo que la vuelven contraria de beneficiosa, bastante peligrosa para nuestra salud.

El consumo de carne necesariamente trae graves problemas a la naturaleza, la producción masiva de este servicio conlleva a la igual destrucción masiva de bosques y territorios poblados por arboles u otras especies para albergar únicamente ganado que se utilizará para el consumo humano, un consumo que está lejos de significar un bien para nuestros organismos, la Amazonia por ejemplo, sufre la devastación humana de sus territorios que han sido quemados para ampliar los terrenos que permitan la expansión del ganado, la contaminación del agua y la destrucción de vidas que se llevarán a nuestro plato.

Para contrarrestar los efectos de la producción de carne es necesario cortar el problema de raíz, y así evitar incentivar la industria para que la producción siga creciendo, y en un futuro próximo evitar tantos problemas que se desprenden de esta práctica tanto en nuestro organismo como en los ecosistemas y procesos naturales que se ven afectados con la ganadería; expandir el conocimiento y la conciencia sobre este tema no es una cuestión simple, sin embargo, el arte nos ofrece una perspectiva desde la cual se puede llegar más fácilmente a los oídos de cada ser humano, desde los más niños, hasta los adultos y abuelos, de una manera sencilla y práctica que nos manifieste un mensaje de conciencia para conseguir un equilibrio natural clave para el crecimiento espiritual en armonía con la naturaleza.

En este caso traemos a ustedes al autor Eduardo del Río García, caricaturista, historietista y escritor mexicano que publicó bajo el seudónimo de Rius, un mensajero de conciencia que a través de sus trabajos daba mensajes de conocimiento, usando un lenguaje simple y estilo fresco que inspiró a que muchas personas se interesaran en su obra, y así poder compartir un mensaje de cambio, de razón y de paz para nuestra sociedad.  Haciendo uso de sus caricaturas, Rius deja un legado para ayudar a proteger la naturaleza a través del consumo consciente, enfatizando en temas como el uso de medicinas naturales, el vegetarianismo y la protección de los animales, con la intención de llevar un mensaje claro y a veces incluso crudo sobre la crueldad como se ha desarrollado la sociedad humana, sin permitirse por un segundo pensar como afectan nuestros actos en la naturaleza.

la universidad de sabiduría ancestral se propone la aspersión de estos conocimientos haciendo uso del curso “Tan cristalino como el Rius”, en este espacio se buscan despertar la conciencia del Ser, y el sentido de responsabilidad sobre el modo de vida que se lleva, haciéndonos conocedores de los problemas en la actualidad que afectan nuestro ser y la relación humano- naturaleza, utilizando como herramientas algunos contenidos de este autor que ha inspirado a muchas personas para hacer parte del cambio y revolucionar, adoptando un modo de vida que este en equilibrio con nuestra madre naturaleza.

Autora: Maria Clara Vásquez Orozco.

¿Te gustó este artículo? Suscríbete y recibe más artículos como este a tu correo